Cómo hacer una mudanza organizada y rápida

Mudarte de casa no tiene por qué ser un tormento, al contrario, puedes aprovechar la emoción y las expectativas de vivir en un lugar nuevo para canalizar todas tus energías en positivo y enfocarte correctamente en el objetivo final. Aquí te enseñamos cómo hacer una mudanza organizada y rápida:

Sabemos que una mudanza es sinónimo de mucho tiempo y esfuerzo, quizás unas cuantas noches sin dormir y todo esto sin contar la enorme cantidad de energía que significó buscar un nuevo lugar para vivir.

Hacer una mudanza organizada y rápida

Llegado el momento de comenzar a desarmar todas las cosas de tu vieja casa para moverlas a la nueva, resulta de mucha utilidad seguir los consejos de los expertos. Por esa razón organizamos algunos muy sencillos pasos que podrás aprovechar para que tu mudanza finalmente sea todo un éxito:

Organizar primero los muebles: Al llegar a tu nuevo hogar, es muy aconsejable que le pidas a los del servicio que acomoden primero tus muebles y luego las cajas. Esto te evitará en el futuro tener que utilizar una enorme cantidad de fuerza rodando los muebles por toda la casa pudiendo haber dejado eso listo desde el primer día de la mudanza. Luego, las cajas dentro de cada habitación a la que pertenezcan te ayudará en ese mismo sentido, ahorrarás mucho tiempo y esfuerzo haciendo caso de este simple detalle.

Herramientas siempre a la mano: Ten cerca en todo momento una caja de herramientas. Los inconvenientes son parte de la vida diaria, pero durante una mudanza parecen estar a flor de piel.

Encontrarás desperfectos en tu nueva casa que no habías notado antes, tendrás que hacer pequeñas modificaciones para lograr que algunas de tus cosas encajen o se adapten perfectamente a su nuevo puesto o también, tendrás que ajustar algún tornillo que, durante la mudanza se pudo haber aflojado.

Nunca se sabe, pero lo importante es contar en todo momento con las herramientas adecuadas para resolver estos percances.

Mudanza organizada si tienes Niños

Si tienes niños pequeños es una buena idea conseguir a alguien que los cuide durante el primer día de mudanza, o quizás dos. Si llevas a tus niños pequeños a la mudanza, de seguro perderás muchísimo tiempo poniéndoles atención, cuidándolos y alejándolos del peligro. Si los dejas con alguien, no sólo aprovecharás el tiempo al máximo, sino que también les evitarás riesgos innecesarios.

Por otro lado, recomendamos que para ese día prepares una comida fácil de llevar y que soporte tiempo fuera de la nevera. Es casi seguro que no tendrás tiempo para cocinar en este día, así que tener comida y algunos refrescos te ahorrará tiempo, dinero y tu estómago estará agradecido.

Haz una o dos cajas con las cosas que vayas a necesitar inmediatamente: Luego de hacerla(s), márcala(s) muy bien y déjala(s) de último, de manera que apenas llegando, tengas un fácil acceso a ésta(s). Allí colocarás los artículos esenciales de cocina, higiene personal, baño, ropa, sábanas y alguna comida para preparar el desayuno del día siguiente. Este es un consejo simple, pero de mucha utilidad.

You May Also Like

About the Author: IBOPE TIME

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *